miércoles, 26 de diciembre de 2012

PINTURA - A 149 años de su nacimineto: El año Munch

Hay imágenes que se vuelven parte de la cultura popular, íconos pop incluso a pesar de sí mismos y de su historia. Es difícil identificar cuáles son los mecanismos por lo que esto sucede, pero ocurre. Sobre todo en el siglo XX, el siglo audiovisual, las imágenes se han vuelto especialmente icónicas. Y aunque el cuadro El grito, pintado por el noruego Edvard Munch(1863-1944), es claramente una obra del siglo XIX, no ha sido sino hasta el siguiente que se convirtió en parte de un imaginario no solo pop y colectivo, si no global. Muchos elementos han tenido que ver con eso (se puede mencionar incluso su utilización como inspiración para el diseño de la máscara que utilizaba el asesino de la película Scream de Wes Craven), pero sin dudas es el poder magnético de su imagen lo que cautiva al espectador, sin necesidad de más. Un hombre en un muelle simplemente grita en primer plano, mientras con las manos se toma su cabeza casi a punto de estallar. A lo lejos, sobe el muelle mismo, otras figuras humanas, difusas, intimidan desde su anonimato, y un cielo rojo hasta la asfixia completa el clima opresivo de la composición. Munch pintó otros cuadros, pero no debe haber muchas personas en el mundo que no hayan visto El grito, aunque quizá muy pocos sepan quién es su autor. 
 Justamente por eso Noruega homenajeará a su emblemático pintor, de cuyo nacimiento se cumplirán 150 años en 2013, con un amplio programa de actos en el que destaca la mayor retrospectiva que se ha realizado del autor hasta el momento. La Galería Nacional y el Museo Munch, ambos en Oslo, acogerán entre el 2 de junio y el 13 de octubre del año próximo, una muestra dividida en dos partes y que reunirá más de 250 obras, según anunció Kjersti Sandvik, director del programa de actividades. El "año Munch" quedó oficialmente inaugurado anoche en Engelaug, la villa natal del pintor, con una procesión callejera en la que se invitó a la gente a gritar e iluminar con linternas los rostros de otras personas, en homenaje al cuadro más famoso del pintor noruego, nacido un 12 de diciembre hace 149 años. Otra de las obras reconocidas de quien está considerado uno de los principales representantes del expresionismo, Autorretrato con cigarrillo, recorrerá varios museos noruegos el próximo año. También se organizarán exposiciones menores, conferencias, conciertos, obras de teatro, producciones audiovisuales y nuevas publicaciones en forma de libro sobre el autor, completando un amplio programa de actividades para celebrar el aniversario de Edvard Munch.  

Artículo publicado originalmente en la sección Cultura de Tiempo Argentino.

No hay comentarios.: